Pequeño homenaje a Lemmy Kilmister

El heavy metal nació del caos, una guitarra distorsionada, por otro lada una batería, una voz que parece en ocasiones un aullido simulando almas doloridas, aquellas notas extrañas con retorcidas letras comenzaron a unirse, hasta que formaron una música nueva con mucha fuerza y muy poderosa. Para algunos representaba el canto oscuro del mismísimo diablo, pero por fortuna para sus innumerables seguidores representa la explosión de sus pensamientos y sentimientos, que han conseguido expresar gracias a estos sonidos y sobre vivir con el paso del tiempo.

Su nacimiento fue en Inglaterra y Estados Unidos, hoy en día donde más proliferan este tipo de bandas es en los países Nórdicos Europeos.

Reinvención del nuevo sonido Heavy metal

En los años 70 la música rock empezó a derrumbarse, pero apareció Black Sabath, banda británica, que se la considera la creadora de este estilo musical, con un sonido de guitarras a un alto volumen, que hasta ese día no se había oído, muy diferente a la que se escuchaba por aquella época,  creando un explosivo sonido nuevo.

Lemmy KilmisterFueron innovadores, versátiles, tocaban su música de forma más rápida y a más volumen. Con los años consiguieron numerosos  seguidores. Empezaron a surgir infinidad de grupos musicales, que se fueron fusionando con otros estilos musicales, para así crear muchos subgéneros que se engloban bajo la categoría de heavy metal.

En esta época se les consideraba pelilargos, gritones y con una actitud dura, tenían un objetivo: estallar con más fuerza la exposición del rock  and roll de los años sesenta. El metal ha encontrado un impulso para conseguir una cómoda posición cultural, que se le había negado durante mucho tiempo.

Desde aproximadamente el 2003 se ha producido un regreso al cuero negro y a las púas, haciendo renacer esta música, subiendo la venta de discos de heavy metal y rock progresivo. Hoy en día hay muchos grupos que aparecieron en esas fechas que todavía se mantienen en el candelero, sus conciertos están llenos de energía, sus canciones se corean durante todo el concierto, se encuentran personas de cualquier edad, los más pequeños acompañan a sus padres y también se saben las letras de estos legendarios grupos, en cuanto las entradas se ponen a la venta de sus conciertos, estas desaparecen en pocas horas.

Este estilo genera adrenalina, el corazón late fuertemente y nos hace bailar salvajemente, trasmite mucha fuerza y energía.

Cada grupo cuenta con innumerables seguidores que son muy fieles. En ocasiones las vidas de algunos componentes de estos grupos musicales ha ido por derroteros nada saludables, existen múltiples anécdotas de cada uno de ellos.