El papel (papiro en Latín) es un material hecho de fibras de celulosa de plantas y animales. En forma de láminas finas y que se considera un material de base en los campos de la escritura, dibujo, impresión, embalaje y pintura. También se utiliza en la fabricación de diversos componentes, tales como filtros.

En el antiguo Egipto se escribía sobre el papiro, que era el vegetal que mas abundaba en la orilla del rio Nilo, es el primer material que mas similitud tiene con el papel, en Europa se utilizaba durante la edad media el pergamino, que se realizaba con pieles de ovejas, cabras o becerros, esta piel se curtía con cal y las preparaban para recibir tinta, pero este proceso era realmente costoso.

El papel nació en China, a finales del siglo III a.c., durante el reinado del emperador Chiuangdi de la dinastía Qin, para difundirse por Japón donde se fabricaba a partir de fibras. En el siglo VIII, los árabes   se encontraban aprendiendo el arte chino de la fabricación de papel, y poco a poco lo fueron difundiendo hacia el Oeste y llego a Europa. La primera fábrica que se conoce de papel se encontraba en España sobre 1150, para luego extenderse por otros países europeos. En el siglo XV, la invención de la tipografía por Gutenberg aumenta el consumo de papel. Pero fue en el siglo XIX que la industria del papel realmente despegó.

En el siglo siguiente, se convierte en la industria tan importante que conocemos hoy en día. El proceso de fabricación no ha cambiado desde entonces. Se realiza en dos pasos: la desintegración de la materia prima en agua con el fin de obtener fibras individuales  y se suspenden, y en la formación de láminas de fieltro cuando la suspensión se extiende sobre una superficie porosa y adecuada a través de la cual el agua puede gotear. La mayor parte del papel se fabrica a través de la pulpa de madera, ya que tiene un menor coste, aunque el papel de más calidad se obtiene de fibras textiles.