Las tablets han sido un invento maravilloso y sorprendente desde que llegaron a manos del usuario común. Cuando el uso de estos dispositivos se extendió en el panorama nacional e internacional, todos nos vimos sobrepasados por una cantidad de dispositivos portátiles que nos asombraban.

Además de los teléfonos móviles de última generación, cada vez con las pantallas más grandes, acudimos a la «explosión» de las tablets: ahora todo el mundo quiere una. Son complementos muy útiles y portátiles, que nos pueden servir al mismo tiempo, como móviles y como ordenadores. Es como un punto intermedio.

Fuera ya de ese momento en el que nos encontramos en el mercado con unos dispositivos portátiles y multifuncionales llamados tablets, hemos seguido evolucionando, hasta llegar a que las tablets son ahora tan comunes como un portátil.

Las tablets en los negocios.

Las tablets en los negociosY a partir de ahí se empezó a pensar en su aplicación corporativa: las tablets para los negocios han sido como una asombrosa reducción de gastos sin que haga falta reducir en servicios. Las tablets son, hoy en día, un aspecto esencial en el mundo de los negocios.

Hay empresas que se dedican a la venta y distribución de tablets al por mayor o a los clientes individuales. Sin embargo, la función de las tablets en el mundo empresarial no se limita solamente a su comercialización; va más allá.

Beneficios de incorporar una tablet a tu negocio.

  • Ahorro en los costes de papel, tóner y mantenimiento de las impresoras.
  • Inmediatez, claridad y eficacia a la hora de presentar un producto en una tienda a un cliente potencial que viene buscando algo en concreto.
  • Al estar conectadas siempre a Internet, se puede acceder al stock o al almacén sin necesidad de desplazarse y gastar tiempo.
  • Como caja registradora: nuestra tablet puede, con una sencilla aplicación, permitirnos cobrar, pagar, leer tarjetas de crédito, enviar e imprimir facturas… Esto supone un buen ahorro de dinero en la parte de logística y mantenimiento.
  • Otra de las posibilidades es usar nuestras tablets corporativas como una herramienta de marketing. Así, cuando hagamos promociones, por la calle, por ejemplo, podremos coger in situ los datos del cliente y darlo de alta en nuestra plataforma.

Como estas ideas, hay muchas otras que nos pueden ayudar a utilizar nuestras tablets corporativas de manera ingeniosa y, sobre todo, ahorrarnos un dinerillo y aumentar nuestra popularidad como marca.