¿Quién no ha soñado con ser dueño de su propio vestidor? Se comunica con su habitación o el baño, el vestidor toma la apariencia de una mini-tienda. Todo su vestuario se revisa en una sola mirada.

En un vestidor se almacenan ropa, zapatos y accesorios y en ocasiones también la ropa de cama. Una habitación 3.5m² es suficiente para desarrollar un vestidor, pero una habitación de 4 a 6 m² le ofrece unas posibilidades aún más amplias.

Por lo tanto, al entrar en esta habitación, usted tendrá una visión general de todo, que resulta especialmente agradable, para elegir su ropa.

Vestirse en una habitación

Diseñar un vestidor en la habitación es una solución que es a la vez atractiva y práctica. Aunque también podemos utilizar una habitación de la casa, si no nos hiciera falta.

Vestidor en una viviendaLos fabricantes han diseñado soluciones para 2m², pero lo ideal sería contar con al menos 3,5m² para almacenar la ropa de una pareja.

Por norma general su diseño será en forma de «L», pero puede ser en forma de  «U» si el espacio es más grande y cuadrado.

La tendencia actual es la de ocultar el vestidor detrás de la una falsa pared  o una cortina, que es una idea decorativa de moda que mezcla muchos estilos.

Vestidores en una entrada, un vestíbulo, una sala de estar

Los vestidores no sólo se encuentran en una habitación. También podemos instalarlo en algunas zonas menos explotadas, que permitan guardar la ropa más voluminosa.

En un pasillo o una entrada, un vestidor es perfecto para almacenar abrigos y zapatos. Mediante la instalación de un estante en una pared ganaremos más espacio de almacenamiento.

En la sala de estar, un vestidor también es posible si usted no puede instalarlo en otro lugar. Recuerde que debe ocultarlo detrás de una cortina, para que quede de forma independiente y mantener la armonía de la habitación.

En el desarrollo de su proyecto, tenga en cuenta todos los obstáculos, como pueden ser radiadores, puertas o ventanas.