El Dropshipping es, básicamente, una forma de hacer negocios en Internet. A través de las plataformas de Dropshipping los vendedores, compradores y proveedores se reúnen en un mismo lugar para comprar y vender productos.
De esta forma, los clientes consiguen los artículos a mejores precios, los vendedores se llevan una comisión solo por conseguir clientes y los proveedores dan salida a sus productos.

¿En qué consisten estas plataformas?

Que es el dropshipingLas plataformas de Dropshipping son espacios dedicados a la compra y la venta de productos. Se alojan en Internet y suponen una forma fácil y rápida de hacer negocios, con productos a precios de mayorista y plazos de entrega muy rápidos.

Clientes

Ya sean gerentes de pequeñas empresas, clientes particulares que buscan suplir una necesidad concreta o cualquier otra persona. Gracias a estas plataforma podrán conseguir artículos con un precio de mayorista muy rebajado en comparación con las tiendas convencionales.
Además, en algunas de estas plataformas no necesitan un mínimo de productos para hacer una compra; es decir, que no hay porque comprar un lote completo de productos para beneficiarse de un precio de mayorista.

Vendedores

Los vendedores, por su parte, serían como un intermediario entre el proveedor de los productos y el cliente final. De esta forma, los vendedores  se encargan de conseguir clientes, comprobar los pedidos y remitirlos a los proveedores, que serán los encargados de distribuir el artículo seleccionado.
De esta forma, los vendedores suponen una especie de mediador, que gana un porcentaje de la venta por haberle conseguido al proveedor, un cliente que compre sus productos.

Proveedores

Los proveedores son aquellos que ponen en catálogo los productos de los que disponen stock, para que los vendedores y los clientes puedan comprobar qué vende. Son también los encargados de completar el pedido del cliente final. El vendedor se pone en contacto con ellos para hacerles saber que un cliente se ha interesado en comprar un producto de su catálogo. Cuando la venta se aprueba, el proveedor es el encargado de tener el stock actualizado y de servir el producto al cliente, no más de 48 horas después de que se haya realizado la compra.

Particulares

Una mención especial la requieren los clientes particulares que entran en la plataforma, simplemente, para hacerse con un artículo que responde a una necesidad. En este caso, las plataformas de Dropshipping suponen un ahorro bastante significativo de dinero, ya que los clientes individuales pueden beneficiarse de los precios que tendrían, por ejemplo, las grandes empresas.
Por estos precios de mayoristas, imposibles de encontrar en las tiendas físicas, los clientes particulares cada vez se unen más al mundo del Dropshipping. Poder conseguir los productos que necesitan a un precio muy por debajo del que conseguirían en una tienda al uso, sin tener que comprar un mínimo de unidades y con unos plazos de entrega rapidísimos hace que cada vez más clientes particulares.