A veces se puede tener mal aliento, como puede ser  después de una comida particularmente fuerte o cuando despertamos por la mañana, otras veces, las personas que le rodean pueden olerlo, retrocediendo ligeramente cuando se les habla. Simplemente con cepillarse los dientes suele ser suficiente para eliminarlo. Sin embargo, para algunas personas,  puede ser complicado.

La halitosis, comúnmente llamado mal aliento, resulta ser la tercera causa más común de las visitas al dentista.  Esto embarazoso, pero a menudo es fácilmente tratable. Mientras que  a veces se puede atribuir a una enfermedad en las encías o incluso una enfermedad del hígado, muchas veces la causa es más simple y se puede tratar con remedios naturales y de fácil acceso.

Como hacer para evitar la halitosis

  1. Limpieza de la lengua

Es probable que ya se cepille los dientes varias veces al día, pero ¿se limpia la lengua? Normalmente la lengua no se limpia, razón por la que puede aparecer  un revestimiento que se puede acumular en ella. A menudo, es este recubrimiento el que conduce al mal aliento .  Según estudios, la limpieza de la lengua junto con el cepillado de dientes era un buen tratamiento para la halitosis, que solo el cepillado.

Se puede simplemente utilizar el cepillo de dientes para limpiar la lengua, por lo que se puede añadir a nuestra rutina diaria dos veces, o se puede comprar un raspador de lengua diseñado específicamente para este trabajo. Muchos cepillos de dientes incluso tienen un raspador de lengua en el otro lado de las cerdas.

  1. Aceite, se ha utilizado tradicionalmente en la medicina Ayurveda

El aceite es un remedio popular en la India, que ha estado creciendo en popularidad en los últimos años. Tradicionalmente , se dice que el proceso es enjuagarnos la boca con aceite durante varios minutos antes de escupirlo, tiene numerosos beneficios para la salud oral y físicas. Un estudio encontró que podía ser tan eficaz como un enjuague bucal con receta en el tratamiento del mal aliento. Los aceites de girasol y de sésamo, de coco,  son opciones populares, y están disponibles en el mercado.

  1. Beber té verde

El té verde es a la vez fácil de encontrar y posiblemente eficaz como un tratamiento natural para el mal aliento. Se cree que los antioxidantes en el té combaten los compuestos de azufre que causan la halitosis. Algunas investigaciones indican que los antioxidantes pueden incluso proteger contra las caries. Un estudio encontró que el té verde fue más eficaz en la lucha contra el mal aliento que cualquier pastilla de menta o goma de mascar.

  1. El chicle o goma de mascar

Mientras que ya asociar la goma de mascar con un aliento fresco, el olor de la goma no es la única manera con la que se pueda combatir el mal aliento. La boca seca puede aumentar la probabilidad de mal aliento, y el chicle ayuda a estimular la producción de saliva. La investigación ha indicado que la publicidad de los fabricantes de chicle es del todo cierta, puede hacer que su aliento huela mejor, tanto para los que te rodean, como para nosotros mismos.

  1. Tomar suplementos K12

El mal aliento es causado, en parte, por la presencia de bacterias malolientes en la boca. Deshacerse de las bacterias significa deshacerse del problema.  Por eso se recomienda bacterias buenas para mantener el sistema digestivo en equilibrio, K12 es capaz de ayudar a mantener las bacterias de la boca en equilibrio.  Streptococcus salivarius K12 es una bacteria en sí y se ha demostrado que promueve la salud oral y elimina las bacterias que causan el mal aliento. Está disponible en forma de suplemento en herbolarios y farmacias.

  1. Vinagre de manzana

Es un remedio casero, realmente potente, esto puede explicar porque se ha utilizado durante siglos, funciona eliminando las bacterias que se encuentran en la boca y también ayuda en la digestión de los alimentos ingeridos, ya que tiene propiedades antibacterianas y antivirales, realmente ventajosas en la reducción de los niveles de toxicidad, con lo que evitamos la halitosis.

  1. Bicarbonato

Es otro remedio casero y muy sencillo, casi todo el mundo tiene bicarbonato en casa, funcionan cambiando el nivel de pH del interior de la boca, con lo que conseguimos combatir las bacterias que causan la halitosis. Es un remedio eficaz ya que transforma el ambiente de la boca y desalienta el crecimiento bacteriano. Se puede utilizar mezclándolo con nuestra pasta de dientes y cepillarnos como hacemos habitualmente, o como enjuague bucal, para una sensación de frescor podemos añadir unas gotas de aceite de menta.

El mal aliento puede afectar nuestra vida social. Mientras que los dentistas suelen prescribir enjuagues bucales y otros tratamientos potencialmente costosos, las opciones anteriores son fáciles de encontrar y podrían eliminar el mal aliento.

Cuidar el mal aliento