Para los pequeños y medianos inversores, vamos a comprender las diferentes opciones que crea esa circunstancia bursátil y las creencias extendidas por los parqués y como se puede ganar dinero con las caídas de la bolsa. Para eso evitaremos creencias que en ocasiones se consideran normales siendo estas medianamente falsas.

Dentro del muestreo de fallos de apreciación del inversor o del entender de la gente tenemos la posibilidad de resaltar algunos como el que bastante gente creen que cuando la bolsa cae todos los competidores dejan de ganar dinero, y que hay considerable suma de productos de inversión adaptados a la lógica de los movimientos del mercado. Lo más normal en caso de bajadas pronunciadas de los índices bursátiles es asociar las pérdidas en las cotizaciones como una señal de grave riesgo, que invita al inversor a escaparse del mercado de forma urgente.

Pero ganar dinero cuando la bolsa baja se ejecuta con lo que se nombran ventas en corto que fundamentalmente consisten en vender las acciones, las cuales no se poseen, entendiendo que su cotización va a seguir bajando, para más adelante comprarlas a un precio considerablemente inferior.

Dentro del capítulo de las creencias equivocadas tendríamos la posibilidad de resaltar algunas

 La bolsa cae porque hay más vendedores que compradores:

No es exactamente acertado, lógicamente el impulso del dinero haciendo entrada en el mercado llevar a cabo reaccionar los costos al alza por lo cual en el mercado dicen que suben.

Pero hay instantes atípicos donde no es necesario que concurran varios inversores adoptando un posicionamiento alcista o bajista, sino que un solo o un reducido grupo de ellos, tienen la posibilidad de entrenar tal presión que obligue al mercado o a una entidad pública monetaria a doblegarse a su inclinación, hay que conducir un fuerte volumen de dinero, el volumen de capital y no la proporción de inversores.

bajadas y subidas reales de la bolsa

La predominación de los medios de comunicación y sus noticias:

Reconoceremos que dado que una novedad efectiva o negativa influye en los mercados y en el ánimo de los inversores frecuentemente es alguna, pero no es una norma de total fiabilidad, porque el mercado sabe que muchas aclaraciones publicadas son con intereses por motivos políticos, financieros, confrontados o sencillamente especulativos.

La exclusiva situación es que la balanza bursátil se inclina con el aspecto fundamental de oferta / demanda y cada vez más los inversores por medio de las novedosas comunidades y otros medios electrónicos tienen la posibilidad de contrastar las novedades extendidas a las bolsas, para sacar sus propias conclusiones en el momento de invertir.

Cuando se oyen en los medios de comunicación especulaciones, posibilidades, con contenidos escritos referentes a la bolsa o desplome bursátil o al hundimiento de los mercados y otros adjetivos para impresionar al lector o espectador, deberemos sostener una actitud de cierta desconfianza y moderada frialdad, frente las situaciones que concurran para esa circunstancia de los mercados.

Por eso es importante basarse en ciertos detalles y no solo en especulaciones periodísticas, que dado el gran auge de pequeños medios digitales, puede llegar hasta el caso que estos periódicos inclinen la balanza de las acciones al lugar que más le interesen, diferenciar esto y el saber porque sube la bolsa hoy, o porque desciende bruscamente puede llegar hacer perder o ganar mucho dinero al inversor.